miércoles, 8 de abril de 2015

TARTA GRAFFITI.


Este año el cumple de mi pequeño hombrecito ha caído en semana Santa. Ha cumplido 13 añitos y como siempre unos días antes estuve investigando a ver que le podía gustar para poder sorprenderlo con la tarta. Mi decisión fue muy acertada porque le encantó, aunque este año y por 1ª vez desde que hago tartas he tenido un problema con el fondant..... que nerviossssss.......me sabe muy mal que fuera con su tarta, aunque como la vio terminada y bien lo que paso luego no le dio mucha importancia. Yo después no he parado de pensar en lo que podía haber pasado si hubiese sido un encargo...... uffffffff......
Como veréis en las fotos era un muro con un graffiti y la tarta estaba de pie. Después de unas horas, (al día siguiente), el fondant se fue bajando, como si se resbalara en el chocolate que llevaba debajo y el fondant se empezara a deshacer...... uufffff..... y entonces ya no llegó a la tarde- noche que era cuando hacíamos su cumpleaños. A última hora la tuve que tumbar, la parte de atrás ponerla delante y cambiar las letras como pude y hacerle alguna chapuza por no tirarla " nunca lo he pasado tan mal con una tarta ", al menos pudo soplar las velas y todo quedará como una anécdota.
La tarta era la que mas le gusta a él, un bizcocho de limón relleno de ganache de chocolate.