lunes, 3 de octubre de 2011

PASTELES DE BELÉM



Los Pasteles de Belém también son conocidos como pasteles de nata pues la nata es uno de sus ingredientes fundamentales aunque si buscáis la receta en la red, veréis que de unas recetas a otras la cantidad de nata varía mucho pues la receta original nunca ha sido desvelada. Sinceramente creo que los pastelitos se han hecho famosos más por la leyenda sobre su origen ( supuestamente solo saben la receta original tres personas en todo el mundo ) que por los pastelitos en si. Si tenéis un rato no dejéis de visitar esta página .Es el famosísimo sitio de Lisboa donde hacen la receta secreta. Si pincháis en el recorrido por la fábrica podréis ver como los hacen.

El pastelito es una crema con sabor suave a canela y limón, unas "natillas de mordisco". Una idea fácil y distinta para una merienda o para acompañar un café a cualquier hora del día.
La elaboración de la crema es muy sencilla. La presentación individual del pastelito puede ser con hojaldre, con masa quebrada, con obleas o con la masa de la versión original si es que la consigues….Como podéis ver la receta que yo he hecho es muy sencilla sin ninguna complicacion para que todos podáis probar esta delicia !!!







Ingredientes:
• 250 leche
• 250 nata 35% M.G.
• 50 g. harina
• 150 g. azúcar glass
• 5 yemas de huevo
• 1 palito de canela
• La piel de un limón
• 1 paquete pequeño de obleas de empanadillas.
• Azúcar glass y canela en polvo para espolvorear.
 

- En un bol grande ponemos la leche junto con la nata, la harina, el azúcar y las yemas. Batimos con la batidora para que no queden grumos.
- Ponemos la crema en un cazo junto con la piel de limón y el palito de canela.
- Calentamos a fuego suave hasta que la crema coja consistencia. Removemos constantemente para que no se agarre.
- En cuanto coja temperatura empezará espesar. No dejamos de remover.
- Mientras hacemos la crema, precalentamos el horno a 180ºC y ponemos las obleas en moldes de silicona para magdalenas o si no tenéis con alguno para muffins.
- Cuando la crema esté hecha, apartamos del fuego, retiramos la piel de limón y el palito de canela y rellenamos cada oblea con la crema sin llegar hasta el borde.
-Horneamos una media hora hasta que estén doraditos por arriba.
- Sacamos del horno la bandeja, dejamos esperar un poco a que enfríen.
- Una vez fríos del todo, espolvoreamos con azúcar glass y canela en polvo.






                       
   Estos dos pastelitos con un café os costarían 7,00 euros en Lisboa !!!