martes, 17 de febrero de 2015

CUPCAKES DE CHOCOLATE Y FRUTA DE LA PASIÓN.


Estos son los cupcakes que he hecho este año para San Valentín. La receta que he escogido para estos cupcakes es la misma que la ultima tarta que he hecho que podéis ver aquí, pues tiene un sabor y una textura que he querido probar a ver si quedaba igual en unos cupcakes. Si la tarta estaba buena os podéis imaginar los cupcakes. Con esta receta os saldrán muchos cupcakes, si no queréis que os salgan muchos podéis hacer la mitad de la receta.
La cobertura también es la misma (como ya sabéis mi preferida) pero en este caso le he añadido una cucharada de pasta "home chef "de fruta de la pasión, que con el contraste del chocolate esta buenísimaaaa.....
Las pastas home chef son, como su nombre indica, pastas de frutas, flores y frutos secos. Son muy concentradas, poseen un 98% de producto natural en su composición. Eso sí, NO os recomiendo utilizarlas directamente para rellenar una tarta o un cupcake, o comerla a cucharadas como si fuera una mermelada,  ya que su sabor al ser tan concentrado, es bastante fuerte.Las podéis encontrar en tiendas de repostería y las hay de muchos sabores.


 Para la decoración este año había pensado en unos corazones de gominola, quedan igual que las gominolas que venden pero mas naturales. Como vereis son muy fáciles de hacer y es una buena manera de hacer chuches para los mas pequeños y que además os ayuden.


Ingredientes:
  • 1 sobre de gelatina de fresa
  • 2 sobres de gelatina neutra
  • 200 ml de agua
  • 200 g de azúcar
  • Aceite de girasol
  • Molde de corazones
Mezcla los ingredientes (los dos sobres de gelatina, el azúcar y el agua) en un bol. Revuelve bien. Vierte la mezcla de los ingredientes sobre la olla y calienta a fuego lento para que no lleguen a hervir. Calienta durante 10 minutos revolviendo continuamente. Pincela los moldes con el aceite. Vierte la mezcla de la gelatina sobre los moldes ya preparados. Deja reposar durante 12 horas. Pasado el tiempo, desmolda y rebozar en azúcar.

Yo dejé unos sin rebozar porque me gustaban mucho como quedaban, pero están mas buenos con azúcar. Los que rebocé en azúcar lo hice en azúcar teñida de rojo para que quedaran mas bonitos. Para teñir el azúcar solo tenéis que poner el azúcar en una bolsa y ponerle colorante alimenticio liquido, mezclar y dejar secar un rato.