viernes, 31 de octubre de 2014

DEDOS DE BRUJA.


No me digáis que no quedan super chulosssss.... además están muy buenos porque son de galleta y a los niños además de hacerles mucha gracia les gustan mucho. Yo he tenido ni más ni menos que unos 15 niños en casa que han venido hacer truco o trato y no veáis lo contentos que se han ido cada uno con su dedo....jajajjajjaj.... eran mi hijo y sus amiguitos que han ido por el pueblo picando en las casas y claro mi hijo les dijo que aquí había dedos !!!...jajajjajaj...


Como veréis son muy, muy fáciles de hacerrrrr....

Ingredientes:
  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar
  • 1 huevo L
  •  1 cucharada de vainilla líquida
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 425 g de harina
  •  1 cucharadita de leche
  • almendras enteras para decorar
  • mermelada de fresa o frambuesa

Comenzaremos batiendo con una batidora de varillas la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar durante cinco minutos. Seguidamente añadimos el huevo junto con la esencia de vainilla y batimos hasta que se haya integrado.
Entonces añadimos la harina poco a poco y vamos formando una masa blanda pero que no se pegue a los dedos, si la vemos muy seca le añadimos una cucharadita de leche. Hacemos una bola de masa y reservamos un rato en la nevera para que endurezca un poco. Precalentamos el horno a 170 grados.
Una vez fría la masa, dividimos la bola en cuatro trozos. Con cada porción vamos haciendo cilindros de masa del tamaño de un dedo y colocándolos en una bandeja para horno forrada con papel de hornear. Una vez colocadas en la bandeja le hacemos con un cuchillito o una brocheta las marcas de los nudillos, colocamos la almendra entera a modo de uña.
Horneamos las galletas durante quince minutos o hasta que las veamos ligeramente doradas. Esperar a que se enfríen en la bandeja antes de manipularlas.
Una vez frías les ponemos en la uña y en el otro extremo un poco de mermelada de fresa o frambuesa. Si no os gusta la mermelada también se lo podéis pintar con colorante alimenticio.




       Mojados en una tacita de chocolate estannnnn..... ummmmmm....