miércoles, 29 de octubre de 2014

TARTA DE CHOCOLATE GUINNESS.


Después de todo el verano sin publicar nada, por fin ha llegado el momento, pues ayer fue mi cumpleaños y os quiero enseñar la tarta y dejaros la receta por si os apetece probarla.

La tarta la primera vez que la vi me llamó mucho la atención, pues siendo de chocolate y con frosting de queso y nata ya sabía que me iba a gustar, pero la duda era de como quedaría con el sabor a cerveza. Pues esa duda os la dejo para que os animéis y la probéis, a mi desde luego que me ha gustado y estoy segura que a vosotros también os gustará.

La receta esta en muchísimos blogs y como yo siempre comparo las recetas para ver cual me puede gustar más aquí no había problema porque si buscáis la receta veréis que en todos los blogs es la misma, yo os la pongo tal cual pero como yo la quería pequeñita (porque como caía entre semana, solo la hice para soplar las velas con mi marido y los peques), pues he hecho la mitad de las cantidades y el molde que he usado era de 18 cm pero si la queréis un poco más alta en el de 15 también la podéis hacer.

Ingredientes:
  • 250 ml cerveza negra Guinness
  • 250 gr. mantequilla
  • 75 gr. cacao en polvo ( yo Valor )
  • 400 gr. azúcar
  • 140 ml. de nata líquida para montar
  • 2 huevos
  • 1 cdta. de vainilla líquida
  • 250 gr. harina para repostería
  • 2'5 cdtas. de bicarbonato

Para el frosting:
  • 300 gr. queso tipo Philadelphia ( yo mascarpone )
  • 150 gr. azúcar glas
  • 360 ml. nata líquida para montar

Preparación:

  1. Ponemos en una olla la cerveza a calentar a fuego medio, sin que llegue a hervir, cuando esté caliente le añadimos la mantequilla cortada en trozos y lo vamos moviendo hasta que la mantequilla se derrita completamente, lo retiramos del fuego y lo reservamos.
  2. En un bol ponemos el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato y lo mezclamos hasta que queden bien ligados todos los ingredientes y de un color uniforme.
  3. En otro bol, ponemos la nata líquida, los huevos y la vainilla líquida y lo mezclamos, con un batidor manual, hasta que nos quede una mezcla uniforme, a continuación añadimos el contenido de la olla, la cerveza con la mantequilla, y lo mezclamos nuevamente hasta integrar bien ambas mezclas.
  4. Una vez tenemos la mezcla líquida terminada se la vamos incorporando a los ingredientes secos y con unas barillas lo mezclamos enérgicamente hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos, quedará bastante líquida, no os asustéis es así, luego solidifica y muestra una textura jugosa y húmeda magnifica.
Pasamos la masa a un molde engrasado y lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 180º, durante 50 minutos aproximadamente o hasta que lo pinchemos y veamos que sale limpio.

Una vez transcurrido el tiempo, lo sacamos y lo dejamos enfriar en el molde, para posteriormente pasarlo al plato donde lo vayamos a presentar.

Mientras preparamos el frosting: mezclamos el queso y el azúcar, hasta conseguir una crema suave, después le añadiremos la nata que previamente habremos montado y lo mezclamos con movimientos  suaves hasta que estén bien integrados ambos ingrediente, conseguiremos una crema ligeramente untuosa que pondremos sobre la tarta ya fría.






Ummmmmmmmmm......