viernes, 31 de octubre de 2014

MANZANAS CARAMELIZADAS.


Cuando veo una manzana caramelizada utomáticamente me viene a la mente la imagen de una feria, creo que por eso y por lo bonitas que se ven aun me gustan más. Son ideales para cualquier fiesta, sobre todo infantiles y de cumpleaños. Yo en esta ocasión las he querido hacer para Halloween, pues creo que una manzana caramelizada negra da un poquito deeeeee..... por eso yo les he puesto unas ramas en vez de palos de brochetas para que quedaran más tenebrosasssss.... jajajjajaja....

 
 
INGREDIENTES:
  • manzanas
  • 3 tazas de azúcar
  • 1 taza de agua
  • un chorrito de jugo de limón
  • colorante alimenticio ( mejor en pasta )
  • palitos
Lava y seca las manzanas. Inserta los palitos de helado o de brochetas en las manzanas. Reserva las manzanas a un lado en una bandeja de horno forrada con papel de sulfurizado y pintada con aceite.
Mezcla el azúcar y el agua en una cacerola a fuego medio. Lleva a ebullición hasta que se forme un caramelo espeso (cuidado con las quemaduras).
Retira la mezcla de caramelo del fuego y agrega cuidadosamente el colorante rojo, negro o el que vayais a usar vosotros. El tono depende de la calidad y la fuerza de colorante asi que le vais agregando colorante hasta que veáis el tono que más os gusta.
Una por una, y con cuidado, hunde las manzanas en la mezcla de azúcar; gíralas para que el exceso caiga de nuevo en la cacerola. Transfiere las manzanas recubiertas a una lámina de papel sulfurizado y deja que se enfríen hasta que el caramelo se ha endurecido completamente.

Si la mezcla de caramelo se pone demasiado dura durante el proceso de inmersión, sólo tienes que volver a calentarla a fuego medio y continuar con recubrimiento de las manzanas.




                                  Terroríficasssssss.......