martes, 12 de abril de 2011

BUÑUELOS DE VIENTO

En estos días en que las panaderías y pastelerías están llenas de buñuelos no podíamos dejar de hacerlos !!!

Típicos de la Cuaresma, los “Buñuelos de viento“, traídos por los árabes a España, son facilísimos de preparar y resultan deliciosos a pesar de su simplicidad. También se les relaciona con el Día de los Difuntos, y es que “viento” simboliza en este caso, el ánima o alma que se escapa del cuerpo tras la muerte.
Será por eso que decimos que están de muerte???......jajajjaajja




Los ingredientes:
200 gramos de harina, 50 gramos de mantequilla, 5 huevos, ½ litro de leche, 1 vaso pequeño de agua, 1 corteza de limón, azúcar, un poco de canela, aceite y sal.
La preparación:
Deposita en un cazo la leche, el agua, la mantequilla, la corteza de limón y una pizca de sal. Coloca el cazo en el fuego y cuando entre en hervor, agrega la harina de golpe y con el fuego bajo, remueve bien todo el compuesto.

Aumenta el fuego y prosigue la cocción hasta que veas que la mezcla se separa de las paredes del cazo. Retira el cazo esperando a que la masa se entibie. Añade ahora los huevos previamente batidos, poco a poco y sin parar de remover.
Una vez obtengas una masa homogénea, con la ayuda de una cuchara toma la medida para formar los buñuelos y fríelos en una sartén con abundante aceite bien caliente, hasta que veas que están dorados. Retira los buñuelos y deposítalos sobre un plato con papel de cocina para que se absorba el exceso de aceite.
Ahora tan sólo tienes que espolvorear los buñuelos con una mezcla de azúcar y canela en polvo.
Yo solo les he puesto azúcar porque me gustan mas así !!!

Esta receta nos la puso en la pagina una fan, yo no había hecho nunca esta receta, quedan muy ricos, pero a diferencia a la que yo hago con la leche quedan un poco cremosos por dentro.
Esta receta es la que yo suelo hacer, así podéis probar la que mas os guste.

Ingredientes:
125 gramos de harina, 250 gramos de agua, 30 gramos de mantequilla, 40 gramos de azúcar, 1 cucharada de azúcar de vainilla, 4 huevos, la piel rallada de medio limón, un pellizco de sal, aceite de oliva para freír y azúcar para espolvorear.

La elaboración es la misma.